¡Sin Miedo! Tu primera conferencia

Publicado por el 19/10/2017. Categoría: blog

3 claves para sobrevivir a tu primera conferencia por medio de  tu lenguaje no verbal

No importa las ganas y la ilusión que tengas, el talento que poseas o lo experto que seas en el tema. Tu primera conferencia es un importante salto en el que los nervios, el miedo o simplemente la inexperiencia pueden jugarte una mala pasada.

Y no se trata de lo que digas en la conferencia, sino de cómo lo digas. El uso de tu comunicación no verbal puede convertir tu primera conferencia en una pista de despegue o en un campo de minas.

Por eso es crucial que seas consciente de los factores silenciosos que impactan en tu audiencia y en los colegas que te observan.

Pero además de ser consciente, en estas líneas vas a aprender 3 claves con las que usar tu lenguaje corporal y superar de forma brillante ese trance por el que ha pasado todo orador: tu primera conferencia.

  1. Conecta con la mirada:

El contenido por sí solo no impacta a la audiencia. Si quieres tener éxito, la audiencia tiene que conectar contigo. Estás ahí para eso, no para leer unos papeles muy bien escritos. La audiencia debe sentirse mirada antes de que digas una sola palabra.

Pau Tip: de la misma forma que ensayas la lectura de tu conferencia, trabaja también el uso de la mirada. Incluso puedes anotar en tus papeles algún recordatorio para mirar a la audiencia en momentos clave, como cuando comienzas o terminas un párrafo o das algún dato relevante.

La mirada y la voz son herramientas muy poderosas cuando se usan juntas de la forma adecuada.

 

2. Dale vida al texto con tu voz:

Una voz monótona y aburrida hacer que la mejor conferencia de la historia sirva para adormecer a las mentes más inquietas. El micrófono hará que se te oiga, pero no pienses que el micrófono va a hacerte el trabajo duro: lograr capatar la atención y el interés de tu público y generar un impacto.

Pau Tip: Ensaya la entonación y la modulación de la voz para. Puedes marcar con una señal el momento en el que el texto pide un cambio de entonación, por ejemplo subrayando las frases que en las que vayas a hacerte oír diferente. Verás cómo el resultado mejora sustancialmente

3. ¡Mueve tu cuerpo!

En el mundo ya hay demasiados conferencistas con vocación de busto parlante. Ser aburrido no es una obligación. Si no utilizas tu cuerpo para comunicar puedes estar diciendo: “mi conferencia no es tan interesante, no me prestes mucha atención”.

Pau Tip: Si no quieres abrumarte y vas a pronunciar la conferencia sentado o de pie frente a un atril, al menos trata de mover las manos de forma congruente con tu mensaje. No te agarres a tus papeles, al micrófono o al atril. Practica algunos gestos sencillos que te hagan destacar. Y, si puedes, sal del atril y preséntate con todo tu cuerpo a la audiencia, sin barreras. Esto te hará más cercano, más visible y más accesible.

Artículos relacionados

DESCÁRGA GRATIS EL DOODLE VÍDEO

COMO IMPACTAR A LA MENTE DE TU CLIENTE EN 60 SEGUNDOS CON TU COMUNICACIÓN NO VERBAL