5 Claves para hacer la selfie perfecta

Publicado por el 19/10/2017. Categoría: blog

La selfie es con frecuencia la primera impresión que damos a otra persona en el entorno digital.

La mayor parte de la gente no es consciente de ello, pero las fotos que pones en tus perfiles, tu sitio web y tus redes sociales envían pistas a los demás sobre quién eres, tu manera de ver el mundo, tu personalidad, tus valores y tus actitudes, entre otra información.

Date cuenta de que NINGUNA de las fotos que publicas o compartes es completamente irrelevante. TODAS transmiten algún tipo de información. No tener esto en cuenta podría llevarte a lamentar algunas (o muchas) de tus publicaciones, lo que podría hacer que se viera afectada tu marca personal, tu vida laboral o tus relaciones personales.

¿Cómo tienen que ser las fotos que publicas en Internet? Deben de ser, en una palabra, perfectas. Y “perfectas” no significa que en las fotos salgas perfecto/a. Tampoco significa necesariamente que tengan una calidad técnica profesional. Significa que tus fotos cumplan los requisitos de excelencia con los que quieres ser percibido.

Si quieres comunicar tu imagen personal y profesional de forma tus imágenes deben conformar un M.A.P.A.:

  • Mostrarte de forma real
  • Auténticas
  • Positivas
  • Atractivas

Esto es lo que vas a aprender en este post

  1. Elige el ángulo adecuado

Cuando te tomas un selfie, eres a la vez el fotógrafo y el modelo. Aquí viene la primera decisión: ¿Qué ángulo escojo? ¿Me enfoco desde arriba, desde abajo, desde enfrente?

Según un estudio de la Universidad de Bruselas de dirigido por Farhod P. Karimov, los ángulos de cámara que utilizamos afectan enormemente a la impresión que transmite la imagen de la persona retratada.

Cuando vemos una imagen de una persona enfocada desde arriba (en un ángulo “picado”) la percibimos como alguien más débil y más necesitado de protección. Esta es una percepción que parte desde un aspecto evolutivo. Los adultos ven a los niños desde arriba, y los niños son los seres humanos más necesitados de protección.

A la vez, una mirada abierta vista desde arriba se percibe como más inocente e inconscientemente nos lleva a mostrarnos más indulgentes con esa persona.

En cambio, una persona retratada desde un ángulo bajo (en contrapicado) se percibe como más confiada, más sociable y más atractiva. Esta percepción también nace de un aspecto evolutivo: cuando éramos niños, mirábamos a nuestros mayores desde abajo hacia arriba. Ellos nos cuidaban y conocían las respuestas a las preguntas.

Pau Tip: Cuando toque hacerse un selfie con amigos, procura ser tú el que se ofrezca a hacerla. Así tendrás el control del ángulo de la cámara.

  1. La posición del cuerpo. ¿De frente, de lado o de espaldas?

Nuestro cuerpo también habla cuando se gira hacia una persona o en cambio le da de lado. Al hacerlo transmite un mensaje, y lo mismo pasa con la cámara. Estamos lanzando un mensaje.

Cuando interactuamos con una persona que nos importa y queremos prestarle atención, la enfrentamos, es decir: apuntamos nuestra cara, torso y pies hacia ella.

Es una señal no verbal de respeto. Cuando vemos a alguien de frente en una fotografía lo percibimos como alguien más abierto, simpático y digno de confianza.

Pau Tip: ponerse de frente implica cubrir más porción de la imagen y que se vea menos el fondo. Puedes usar un palo selfie para abrir el plano y mantener la mejor posición.

  1. ¿Quieres cautivar con tu selfie? No te maquilles: ¡sonríe!

La sonrisa es un poderoso recurso para conectar con los demás, mostrar confianza, dar seguridad y entablar una relación amistosa. Pero no todas las sonrisas son efectivas en este punto. Las llamadas “sonrisas sociales” no transmiten sentimientos auténticos de alegría y felicidad auténticos. Son gestos socialmente correctos que tenemos con los demás por educación.

Para que una foto sea genuinamente cautivadora, es necesario que muestre una sonrisa auténtica. La verdadera sonrisa es la que activa los músculos faciales que se encuentran a la altura de los ojos, en los laterales, y conforman las llamadas “patas de gallo”.

Pau Tip: ¿Quieres activar una sonrisa auténtica? ¡Piensa en algo que te haya hecho sonreír así!

  1. Evita expresar señales negativas

Hay una serie de señales no verbales que no provocan una reacción positiva hacia la persona retratada. Procura evitar expresiones que muestren miedo, desdén o desprecio.

Pau Tip: Una sonrisa abierta y natural puede ayudarte a evitar que se un mal gesto en el momento del clic.

  1. Toma tu espacio

Cuanto más espacio ganas con tu cuerpo, se te percibe con más confianza. Tómate tu espacio para hacer un selfie, donde el entorno no te encoja. Busca un espacio donde te encuentres cómodo/a y no se te obligue a encogerte. En el caso de las fotos en las que se retrata un buen grupo de amigos que ser arremolinan entorno a la cámara, es preferible que te pongas detrás en posición más expansiva que delante en una postura encogida.

Pau Tip: Toma tu espacio antes del momento de la foto. Luego invita a la gente a hacerse una foto contigo. Ésta se colocará a tu lado y tú mantendrás una

Sigue estos pasos y, cuando los pongas en práctica, seguirás disfrutando de retratar esos momentos que quieres mostrar al mundo a la vez que transmites una imagen personal que impacte de forma netamente positiva en los demás.

Artículos relacionados

DESCÁRGA GRATIS EL DOODLE VÍDEO

COMO IMPACTAR A LA MENTE DE TU CLIENTE EN 60 SEGUNDOS CON TU COMUNICACIÓN NO VERBAL